Educación Postural con el T-BOW®

Actualizado: 17 abr



El T-BOW® es un arco multifuncional para la educación, el entrenamiento y la terapia motriz. Ideal para sesiones colectivas y entrenamientos personalizados. Sandra Bonacina es la creadora del T-BOW®, herramienta de entrenamiento que ha desarrollado junto a Víctor Denoth, ambos profesores universitarios de fisioterapia, fitness y entrenamiento en el Instituto de Movimiento y Ciencias Deportivas de la Universidad de Zurich (Suiza). El T-BOW® es de madera o fibra sintética, está cubierto con una esterilla en la parte convexa y con una capa ligeramente granulada en la parte cóncava.


Es fácil de transportar, ligero, muy manejable, antideslizante, estable y apilable en un espacio muy reducido. Unas aberturas en los bordes permiten una fácil fijación de las T-Bands o bandas elásticas. Es utilizable por ambos lados, permite entrenar en un espacio muy pequeño y su multifuncionalidad favorece el entrenamiento integral de capacidades coordinativas, condicionales y cognitivas.

Los conceptos de educación postural que aquí se describen, así como su implementación con el T-BOW® parten de la filosofía y metodologías prácticas del maestro de maestros en motricidad humana Francisco Seirulo Vargas.


Conceptos sobre la educación postural


La postura es una consecuencia y una manifestación del esquema corporal de cada persona. El esquema corporal es el conocimiento, que se completa progresivamente, de nuestro cuerpo en reposo y movimiento, percibiendo sus partes y el todo, como instrumento de nuestra relación con el entorno. Este conocimiento se estructura o se manifiesta a 3 niveles:

  • Somatognosia: conocimiento de tamaños, formas, dimensiones, etc de mi propio cuerpo (nivel perceptivo).

  • Mecanognosia: conocimiento de cómo funciona mi cuerpo en movimiento (nivel comportamental).

  • Iconognosia: conocimiento de mi imagen corporal y significado de mi cuerpo (nivel significativo).

Vivimos globalmente el conocimiento de los 3 componentes del esquema corporal. Estos componentes se compensan unos con otros y forman una unidad funcional que interactúa constantemente. Nuestro esquema corporal, y la postura como su manifestación, poseen más o menos valor en nuestra vida según diferentes momentos. Siempre está influenciada y depende de los aspectos cognitivos, afectivos y emotivos de cada persona.


El conocimiento de nuestro cuerpo por partes de una forma analítica (lateralidad) o integrando todas las partes en un todo (actitud) se verá facilitado y favorecido por una buena relajación y respiración, a todos los niveles del esquema corporal (somatognosia, mecanognosia e iconognosia).


La actitud es la postura corporal que se va instaurando y modificando a lo largo de la vida como consecuencia de la acción de agentes externos e internos sobre la estructura de nuestro cuerpo.


Factores externos:

  • Acción continua de la gravedad (modificaciones constantes y obligan al equilibrio).

  • Utilización de utensilios (modificaciones transitorias y deterioro de la mecánica osteo-articular con posibles desarrollos incorrectos del tono muscular).

  • Costumbres y hábitos sociales (modificaciones transitorias y posible deterioro de hábitos higiénico-posturales correctos).

Factores internos:

  • Hereditarios (permanentes y poco modificables).

  • Situaciones emocionales (permanentes o transitorias que modifican la postura).

  • Tono muscular (relación constante entre el sistema muscular y nervioso).

Desde la educación motriz se intentan mejorar y solucionar los problemas ocasionados por el tono muscular y la acción de la gravedad sobre nuestro cuerpo. Cada situación postural requiere un estado tónico diferente. Se distingue el tono de reposo, tono de actitud (postura de pre-acción) y el tono de acción. El tono postural es la suma del tono de reposo y actitud. El resultado de nuestra acción sobre la gravedad es el equilibrio estático o postural y el equilibrio dinámico o reequilibrio.


Distinguimos unas corrientes o perspectivas en relación a la educación postural:

  • Higiénica-reeducadora (salud postural en la vida diaria y laboral, y reeducación de problemas posturales).

  • Expresivo-creativa (la postura en estética, espectáculos y deportes).

  • Educativa (educación postural en la escuela y la vida, y entrenamiento coadyuvante supresivo en los deportes).

Integrando las tres corrientes seleccionamos los recursos específicos de la educación-entrenamiento motriz para el desarrollo de la educación postural:


Educación del esquema corporal (lateralidad y actitud) y de sus factores facilitadores (relajación y respiración). Destacamos a nivel de actitud los medios para actuar sobre el tono y la acción de la gravedad: desarrollo muscular equilibrado (musculatura antigravitatoria y el resto), mantenimiento de la movilidad articular (flexibilidad y elasticidad), conocimiento y práctica de las relaciones entre el centro de gravedad y la base de sustentación (a nivel segmentario y global), educación de la respiración y la relajación.


Destacamos la relajación que la mejoramos a través de la mejora de las capacidades de percepción y la mejora del control tónico. Ambas desde una perspectiva estática a través de la actitud y desde una perspectiva dinámica a través de la coordinación dinámica, a nivel segmentario y global.


Entrenamiento coadyuvante supresivo: mejora de las capacidades de coordinación básicas de las áreas corporales que intervienen de forma preferente en las técnicas específicas, equilibrio del balance muscular en los grupos más importantes protagonistas-antagonistas de las técnicas preferidas, descarga tendinoso-articular, movilidad articular, elasticidad muscular y comprensión mecánica de las técnicas específicas.




Siguiendo con la aplicación de los conceptos del maestro Seirul·lo, para lograr una optimización postural holística se deben desarrollar interacciones preferenciales entre todas las estructuras que constituyen a la persona, tanto en situaciones estáticas como en situaciones dinámicas y los vínculos entre ambas.





Educación Postural con el T-BOW®


A partir de los recursos específicos de la educación-entrenamiento motriz hemos seleccionado unos ejemplos prácticos y especiales de educación postural que pueden desarrollarse de forma diferencial con el T-BOW®. Su orientación está enfocada hacia la obtención de una buena salud postural en el ámbito fitness y wellness, para colaborar de forma efectiva con la salud integral de la persona.


Nos centraremos en las alternativas que hacen extraordinariamente excepcional al T-BOW®: sus posibilidades de entrenamiento de las situaciones de equilibrio estático y dinámico cuando es utilizado sobre su superficie cóncava (posición de balancín). Otro nivel es colocar un T-BOW® encima del otro (superficies convexas en contacto) para conseguir más amplitud de balanceo.


Las acciones diferenciales con su infinidad de opciones son los balanceos (longitudinales y transversales) sentados y con apoyo individual de pies o manos, y los balanceos en apoyo simultáneo de pies y manos.



Ejemplos de ejercicios de educación postural con el T-BOW® en posición de balancín (equilibrio estático y dinámico en situación de balanceo):

  • Actividad de los brazos durante el balanceo en apoyo de pies, sentado o en cuadrupedia. Actividad de las piernas durante el balanceo en apoyo de manos o brazos. Ej. durante el balanceo: movimientos simultáneos, asimétricos y alternativos de brazos/piernas; aceleraciones y desaceleraciones segmentarias; acciones balísticas segmentarias seguidas de pendulares; completar el movimiento de un/a brazo/pierna con el/la homólogo/a; movimientos segmentarios ondulados.

  • Actividad de diferenciación de cadera, tronco, cintura escapular o cabeza durante un balanceo en apoyo de pies, manos, sentado o en cuadrupedia. Ej: fijar todas las partes excepto una que movilizamos (inclinaciones laterales y frontales del tronco, rotaciones del tronco y cintura escapular, movilizaciones de cadera y cabeza).

  • Secuencia de balanceo en apoyo de pies y adoptar una postura estática. Ej: desde el balanceo, equilibrio sobre el T-BOW® en semiflexión de piernas con brazos extendidos arriba.

  • Secuencia de balanceo en apoyo de manos con el cuerpo extendido y adoptar una postura estática. Ej: desde el balanceo, equilibrio sobre el T-BOW® con brazos extendidos y con el apoyo de un solo pie.

  • Paso de una postura de equilibrio a otra variando las formas de apoyo. Ej: de balanceo longitudinal sobre pies, a una postura de balanceo transversal.

  • Secuencias de cambio de postura variando el número de apoyos. Ej: de balanceo longitudinal en cuadrupedia, a balanceo triple apoyo (sin un pie), a balanceo doble apoyo (pie-mano), a balanceo un apoyo (pie) cambiando pies delante y detrás.

  • Adopción de un equilibrio postural previo a una acción de balanceo. Ej: equilibrio en flexión de brazos sobre el T-BOW® transversal y paso a un balanceo de brazos con cuerpo extendido alternando movimientos laterales de piernas. Son interesantes los juegos de competición para conseguir un determinado número de balanceos.

  • Interiorización de posturas de equilibrio mediante trabajos frente a un espejo y estímulo musical

  • Adopción de distintas posturas estáticas durante distintas secuencias de balanceo. Ej: balanceo sentado y stop con brazos arriba, más balanceo en apoyo de manos en posición de puente facial y stop en posición de puente dorsal.

  • Paso progresivo de un movimiento global a uno local. Ej: paso sucesivo del balanceo en apoyo de pies al mantenimiento del equilibrio mientras un brazo realiza rotaciones.

  • Desde un balanceo en apoyo de pies (de manos, mixto o sentados), crear situaciones de desequilibrio (ej: acción brusca de giro, recepción de un balón lastrado, luchar con un adversario con/sin móvil, salto…) y seguidamente conseguir una situación de equilibrio estático.

  • Discriminar amplitudes del balanceo en apoyo de pies/ manos con la amplitud del movimiento de brazos/piernas. Ej: balanceo de pies corto y braceo amplio.

  • Discriminar velocidades de balanceo en apoyo de pies/ manos con la velocidad del movimiento de brazos/piernas. Ej: balanceo de pies lento y braceo rápido (ej: 2/6).

  • Mantener la misma velocidad de la función respiratoria para un balanceo a velocidad lenta, media o rápida; o viceversa.



Todos los ejemplos anteriores pueden ser aplicados también a las situaciones más diferenciales y únicas que se pueden conseguir con el T-BOW®: combinación del balanceo con el T-BOW® con las acciones de brazos (y en menor medida también de piernas) con las T-Band (bandas elásticas). En estas circunstancias la riqueza de educación postural aumenta significativamente cuando combinamos y alternamos los siguientes parámetros:

  • Piernas en equilibrio estático o balanceo dinámico.

  • Brazos en equilibrio estático o balanceo dinámico.

  • Acciones de brazos con las T-Bands en condiciones estáticas o dinámicas.

  • Acciones de piernas con las T-Bands en condiciones estáticas o dinámicas.

Ej: balanceo transversal sobre pies y acciones dinámicas laterales de brazos con las T-Band, para pasar a una postura estática con relajación de un brazo y manteniendo el otro en tensión estática arriba, y después seguir con el balanceo dinámico de pies al tiempo que se relaja el último brazo y se inicia una acción dinámica del otro. Estos conceptos son igualmente significativos y diferenciales, cuando durante el balanceo con el T-BOW®, en vez de las T-Bands utilizamos otros materiales móviles como mancuernas, barras y balones.





Desde el punto de vista terapéutico el T-BOW® se utiliza para estabilizar las articulaciones de pie y rodilla. Los balanceos realizados profilácticamente disminuyen la hiper-extensión de las articulaciones del pie y previenen las inflamaciones del periostio (periostitis) en las piernas o inflamaciones del tendón de Aquiles.


Igualmente, la presión hacia fuera y la rotación externa de las rodillas favorecen un atornillado funcional del eje longitudinal de la pierna. El trabajo de estabilización favorece un eje longitudinal de la pierna recto y una carga óptima de las articulaciones de la pierna. Es especialmente apropiado para piernas en forma de O o X (genu varum y varus) y para problemas de rodillas. Mediante un entrenamiento regular, los dolores de las articulaciones del pie y la rodilla pueden desaparecer.





El mantenimiento del equilibrio, utilizando el T-BOW® como balancín, obliga a un trabajo de estabilización de piernas, tronco y cintura escapular, y además activa fuertemente la espalda y las nalgas.


Los trabajos asimétricos, que adquieren una especial 45 riqueza y precisión durante los balanceos, también permiten la activación de grupos musculares más profundos y de la musculatura intervertebral más pequeña. Utilizando la superficie convexa del T-BOW® (posición step) también existen opciones muy prácticas e interesantes de educación postural; especialmente cuando se le asocia el trabajo con las T-Bands a ambos lados o de materiales móviles.


Por otro lado, la forma de arco permite un entrenamiento del tronco anatómicamente correcto. El tronco se puede reforzar a distintos niveles, movilizando selectivamente distintos segmentos de la columna vertebral.


Nuevas alternativas para aplicar los ejercicios orientados a la educación postural son posibles al colocar un T-BOW® encima de otro por sus lados cóncavos de manera que conseguimos una superficie arqueada dinámica, o al combinar los equilibrios y reequilibrios entre un T-BOW® en posición step y otro en posición balancín.


Por último, estos ejercicios con el T-BOW® deben realizarse incluyendo simultáneamente la optimización de capacidades cognitivas, afectivo-sociales, emotivo-volitivas y expresivo-creativas, si realmente queremos conseguir una mejora cualitativa en el significado de nuestro cuerpo y así contribuir a nuevas estructuraciones del esquema corporal que se manifiesten en una mejor salud postural, de manera que nuestro estado general de salud mejore.






Bibliografía:

  • Bonacina S (2005). Das umgasende Training mit dem multifunktionellen rainingsbogen. Training Tips von Sandra Bonacina. Fitness Tribune, 93: 112-113.

  • Bonacina S (2006). Trainingsarten T-Bow. “Tipos de entrenamiento con el T-BOW”. by Isidro F, Heredia JR, Pinsach P, Costa MR (2007). Manual del entrenador personal. Del Fitness al Wellness. Paidotribo: Barcelona.

  • Reverter-Masià J (2004). Cualidad de vida, salud y actividad física. Documento Universidad Rovira i Virgili.

  • Seirul·lo Vargas F (1986). Entrenamiento coadyuvante. Apuntes de medicina deportiva, 23, 38-41.

  • Seirul·lo Vargas F (1987). Manifestaciones básicas de la motricidad. Documento INEFC Barcelona.

  • Videos by coach Marcelo Lasso · Aerobics Fit Clubs Montevideo

Autores:

  • Joaquin Reverter-Masià es co-coordinador de EEB Sport Training Barcelona, Doctor en Ciencias de la Motricidad Humana y Profesor de Motricidad Humana – Universidades de Zaragoza y Lleida.

  • Daniel Picó-Benet es co-coordinador de EEB Sport Training Barcelona, Doctor en Ciencias de la Motricidad Humana y Profesor de Motricidad Humana en la Universidad Ramon Llull de Barcelona.

  • David Ribera-Nebot, es co-coordinador de EEB Sport Training Barcelona, Doctor en Ciencias de la Motricidad Humana y Profesor asociado de Motricidad Humana en la Universidad de Lleida.

38 visualizaciones0 comentarios