top of page

Beneficios del Balanceo T-BOW® en una Lesión Crónica de Rodilla, a propósito de un caso.

by Emilio López, Expert in Sport and Fitness Training, EU



ANTECEDENTES DE LA LESIÓN


Tras una caída por desequilibrio en un salto, sufrí un esguince en la rodilla derecha que

resultó en una distensión leve del ligamento lateral externo y una rotura parcial del

menisco medial. Esto se complicó con una flebitis que afectó la pierna y el pie derecho. Me

sometí a una artroscopia para extirpar parte del menisco, pero la intervención no tuvo

éxito, lo que llevó a una segunda intervención dos años después debido a dolores agudos

en la rodilla durante los saltos y las flexiones máximas, así como un edema generalizado

que provocaba flebitis con cualquier actividad de impacto, impidiendo incluso correr

distancias cortas.


Durante la segunda artroscopia, se extirparon fragmentos del menisco roto y se

diagnosticó una condropatía rotuliana. Tras la rehabilitación, volví a mis entrenamientos

normales, pero las molestias persistieron. En una nueva consulta médica, no se evidenció

una evolución negativa de la lesión ni una nueva patología. Se desaconsejó una nueva

artroscopia y se recomendó el fortalecimiento del vasto interno para ayudar a centrar la

rótula. Continué entrenando dentro de mis limitaciones funcionales, evitando impactos

articulares y utilizando cargas ligeras en rangos de movimiento sin dolor. También trabajé

los isquiotibiales y realicé ejercicios de propiocepción para mejorar la estabilidad articular,

logrando una mayor tolerancia a la carga y un aumento en el rango articular, aunque seguía sin poder correr ni saltar sin dolor. Aplicaba hielo y antiinflamatorios en caso de

inflamación. Esta situación se mantuvo durante casi 10 años, durante los cuales decidí no

someterme a otra cirugía debido a los decepcionantes resultados médicos.



EVOLUCIÓN Y TRATAMIENTO MEDIANTE EL BALANCEO CON T-BOW®


En 2008, asistí a una presentación del T-BOW® en mi centro de trabajo. Inicialmente, mi

interés era más profesional que personal, pero quedé impresionado por el potencial del

T-BOW® y adquirí uno para mi uso profesional y personal. Durante la práctica, noté una

mejora progresiva en la estabilidad y fuerza funcional de mi rodilla que no había logrado

con el ciclismo ni con otros aparatos como el Bosu. Los ejercicios de balanceo en plano

frontal y sagital, especialmente en plano frontal, mostraron una notable mejora.



Observé que mi centro de presión durante el ejercicio se mantenía más constante, ya que

al no sentir dolor no necesitaba ajustar mis articulaciones. Esto me permitió recuperar

un patrón motor de extensión del miembro inferior que antes estaba distorsionado. Creo

que el movimiento me ayudó a destensar y controlar la cadena de apertura del miembro

inferior, y que la activación de los aductores benefició al vasto interno por irradiación. La

sensación de trabajo en los peroneos fue buena, completando así el trabajo en cadena

cerrada de la articulación. No usé angulaciones más allá de 60º, lo que redujo el

cizallamiento. En el plano sagital, realicé trabajo excéntrico de los isquiotibiales.




Para entender mejor los beneficios terapéuticos obtenidos con el balanceo T-BOW®, me

informé sobre las experiencias de Sandra Bonacina (inventora del T-BOW® y profesora de

fisioterapia y entrenamiento fitness en la Universidad de Zúrich) y Gonzalo

Cámara-Navarro (fisioterapeuta con amplia experiencia en deportistas y en el ámbito de la

salud). Con ello, destacaría:


● El T-BOW® ofrece una reactividad extraordinaria, con un único eje de desequilibrio y

un peso reducido, lo que permite ajustes de movimiento rápidos y precisos (*).

● Este diseño permite variaciones rápidas y finas en respuesta incluso a pequeños

cambios de peso y movimiento, creando un balanceo acolchado que minimiza el

impacto en las articulaciones.

● Colocar los pies en los bordes estrechos del T-BOW® requiere un control bilateral del

tobillo, lo que promueve la verticalidad de las piernas y una excelente independencia

segmentaria.

● Esta configuración optimiza el atornillado funcional del eje longitudinal de la pierna

en los balanceos laterales y proporciona una estabilización articular profunda.

● El T-BOW® permite ajustar los niveles de dificultad, desde equilibrios básicos hasta

altos niveles de funcionalidad, adecuados para actividades diarias y deportes.

Versatilidad accesible y beneficiosa para personas de todos los niveles motrices.

(*) Utensilios como el Bosu son demasiado blandos para conseguir una buena reactividad,

obligando a reequilibrios demasiado lentos y poco precisos, característica agravada por sus múltiples ejes de desequilibrio (media esfera), con lo que es difícil conseguir situaciones saludables para las articulaciones de muchos individuos.


Gracias al entrenamiento con el T-BOW® y basándome en mis observaciones personales,

ahora me siento mucho mejor y puedo realizar dos actividades que antes no podía: correr

(hasta 10 km/h sin molestias) y saltar a la comba por unos minutos. Aunque estos logros

pueden parecer modestos para algunos, para mí representan un avance significativo, ya

que no podía realizar estas actividades sin dolor desde hace más de 10 años.










8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentarer

Det gick inte att läsa in kommentarer
Det verkar ha uppstått ett tekniskt problem. Prova att återansluta eller uppdatera sidan.
Ancla 1
bottom of page